Seguro de Responsabilidad Civil Agropecuaria

Una economía sostenible parte de negocios responsables

Por eso te ofrecemos multitud de soluciones para que seas responsable con todo lo que haces.

Amplias opciones Seguro de Responsabilidad Civil Agropecuaria
Amplias opciones

Tienes un gran abanico de posibilidades para elegir

Vivir tranquilo Seguro de Responsabilidad Civil Agropecuaria
Vivir tranquilo

Una explotación agropecuaria exige mucha responsabilidad, pore so te ayudamos a vivir tranquilo

Configúralo Seguro de Responsabilidad Civil Agropecuaria
Configúralo

Selecciona las coberturas que más te interesan y configure tu seguro a medida

Tanto si tienes una explotación agropecuaria, una instalación agraria, una industria alimentaria o una cooperativa agrícola o ganadera, nuestro seguro de Responsabilidad Civil Agropecuaria te interesa. Sabemos que tu empresa no es igual a otras entidades, entonces ¿por qué tener el mismo seguro que todas?

Consulta todas las coberturas del Seguro de Responsabilidad Civil Agropecuaria

En 1942 Caser comenzó su andadura dando servicio a la Asociación Española de Agricultura. Nuestra experiencia nos ayuda a la hora de poder configurar un seguro que, de verdad, se acomode a tus necesidades y a tu negocio.

Cubre las reclamaciones de terceros derivadas de tu actuación profesional y la de tus empleados.

A título enunciativo incluye:

  • El laboreo y cultivo de la tierra, comprendida la tenencia, uso y almacenamiento de accesorios y aperos dentro de la explotación.

  • Los daños ocasionados por tu participación en exposiciones y ferias.

  • Daños causados a terceros por el transporte y distribución de mercancías no peligrosas y operaciones de carga y descarga.

  • La utilización de abonos y plaguicidas dentro de la explotación.

  • Los daños causados a terceros por el ganado de la explotación.

  • Responsabilidad Civil Inmobiliaria: daños derivados de la propiedad, arrendamiento o usufructo de terrenos, edificios, locales e instalaciones dedicados a tu actividad, así como de sus instalaciones fijas (tales como alumbrado, calefacción, antenas receptoras de radio y/o televisión) y otras similares.

  • La realización de obras de mantenimiento o reforma de los inmuebles, edificios o locales destinados al desarrollo de tu actividad.

  • Daños a terceros a consecuencia de incendio y/o explosión.

  • Daños a terceros por agua.

Garantizamos tu defensa en cualquier procedimiento judicial que se siga contra ti por siniestros contemplados en la póliza. Nos hacemos cargo de las fianzas que te puedan imponer y las costas y gastos judiciales que tengas que abonar.
Ponemos a tu disposición un amplio servicio de asesoramiento: asesoramiento jurídico telefónico, reclamación de daños propios sufridos por ti en el ejercicio de tu actividad profesional y la protección de tus intereses en relación con los locales donde desarrollas tu trabajo.

Sabemos que no es igual una explotación ganadera que una empresa orientada a la producción de oliva. Y que tampoco se utiliza ni la misma maquinaria ni la misma mano de obra. Por tanto, tu seguro de Responsabilidad Civil tiene que configurarse en función de estas necesidades particulares. Y para ello hemos configurado las siguientes coberturas opcionales.

Si sueles subcontratar para la realización de trabajos especiales, por ejemplo, tienes una plantación de olivos y contratas a profesionales independientes de otra empresa para los trabajos de recogida, es importante que tengas esta cobertura, ya que es la que te puedan exigir legalmente como consecuencia de los daños ocasionados a terceros por tus subcontratistas durante el desarrollo de las actividades que les hayas encomendado.

Si tienes empleados en tu explotación, es importante contemplar la contratación de esta cobertura, dado que es la que garantiza el abono de las indemnizaciones que tus trabajadores o sus beneficiarios te puedan reclamar, como consecuencia de un accidente laboral, por alguna responsabilidad en que hubiera incurrido tu empresa.

Esta cobertura es independiente del seguro de Accidentes de Convenio y totalmente compatible con ella.

Si tu empresa se dedica a la elaboración de productos, en cualquier fase de producción, que vayan a ser suministrados, vendidos o distribuidos por ti, es importante que contrates esta cobertura, dado que cubre los daños que los productos que elabores o comercialices ocasionen a terceros tras su entrega.

Por ejemplo, puedes tener una explotación de ovejas y, además, dedicarte a la producción de quesos. Uno de tus productos, una vez vendido, ocasiona un daño al consumidor por encontrarse en mal estado, por lo que es importante que tengas contratada esta cobertura.

Es la que garantiza los daños que las obras o trabajos que has realizado puedan ocasionar a terceros después de su terminación y entrega. A diferencia del resto de pólizas del mercado y con carácter general, esta cobertura no tiene limitación temporal, mientras la póliza se encuentre en vigor.
Garantiza las indemnizaciones que te puedan reclamar por daños personales que sufran los empleados de tus contratistas o subcontratistas o los que estos se puedan causar entre sí.
Cubre los daños causados al propietario de las instalaciones o locales donde desarrollas tu actividad, si son alquilados. Esta cobertura se encarga de los daños causados por incendio, explosión o acción del agua.
Cubre los daños que ocasiones a terceros por contaminación accidental a causa de un suceso que se origine en tus instalaciones o durante el desarrollo de tu actividad, siempre y cuando no se haya producido de forma intencionada o prevista y consentida y tenga carácter repentino.

Si se escapa una oveja de tu explotación ganadera y colisiona con un vehículo que circula por la carretera colindante a tu explotación ocasionándole diversos daños, la cobertura básica de tu seguro de Responsabilidad Civil de Explotaciones Agropecuarias responderá por los citados daños.

Top