< Volver a preguntas frecuentes Vida

¿Para qué sirve un Seguro de Vida?

La contratación de un seguro de vida no solo protege a tus seres queridos en caso de que se produzca su fallecimiento. También garantizará que puedan contar con una ‘mano tendida’ ante la posible ocurrencia de enfermedades graves o accidentes que desemboquen en una situación de invalidez total y permanente.
Normalmente, se suele asociar la contratación de un seguro de vida a la formalización de una póliza de seguro que permitirá garantizar la protección y tranquilidad de tus seres queridos en caso de que ya no puedas estar con ellos.

No obstante, a pesar de que su nombre puede llevar a confusión, limitando en cierto modo todas las ventajas que ofrece, las coberturas de un seguro de vida van mucho más allá.

Cuando pagas anualmente la prima o precio de tu seguro de vida, no solo estarás garantizando que los beneficiarios de tu póliza obtengan una indemnización económica pactada en caso de que, por desgracia, se produzca tu fallecimiento.

También estarás protegiéndoles ante una posible situación que provoque que no puedas seguir participando en la obtención de ingresos familiares a causa de una invalidez total y permanente, provocada por un accidente o una enfermedad.

Además, la protección asociada a un seguro de vida incluye otros supuestos de enfermedades altamente limitantes y que requieren de unos elevados gastos en atención médica, como la aparición de un cáncer o de patologías cardiorrespiratorias severas.

Como ves, el hecho de contratar un seguro de este tipo no solo es útil para garantizar la tranquilidad de los tuyos en el peor momento de todos, sino también en aquellas situaciones difíciles que pueden afectar al bienestar y la estabilidad de los que más quieres.

¿Te ha resultado útil esta pregunta frecuente?