< Volver a preguntas frecuentes Vida

¿Cuándo se decide quién es el beneficiario del seguro de vida?

En el momento de contratar tu seguro de vida, has de establecer quién o quiénes quieres que sean los beneficiarios del mismo. Sin embargo, existe la posibilidad de realizar tantas modificaciones como sean necesarias y añadir o reducir el número de beneficiarios de un seguro de vida sin que esto suponga un incremento del precio de tu póliza.
Al contratar un seguro de vida puedes incluir todos los beneficiarios que consideres oportunos, sin ninguna limitación. Y, además, en el seguro de vida de Caser puedes ampliar o reducir el número de beneficiarios siempre que quieras, ya que se permite realizar las modificaciones que sean necesarias las veces que te haga falta.

Por tanto, aunque tú contrates tu póliza con unos beneficiarios, podrás realizar los cambios que consideres convenientes. Por ejemplo, si decides ampliar la familia.
Puedes estar tranquilo porque estos cambios no afectan al precio de tu seguro de vida.

Eso sí, este trámite ha de realizarse garantizando que se realiza de manera voluntaria, y no bajo ninguna coacción. Tendrás que presentar una notificación expresa a la compañía a través de los cauces legales establecidos por tu entidad aseguradora.

Lo más recomendable es incluir, al menos, a dos personas como beneficiarias de tu seguro de vida para garantizar la percepción de la indemnización. Pero, en todo caso, el cobro de esa cantidad económica no estaría en peligro en ningún momento por parte de tus seres queridos porque se consideraría como beneficiarios a tus herederos legales.

En caso de que tú faltes de forma prematura, los hijos menores de edad no podrán cobrar esa indemnización hasta los 18 años pero se generará un fideicomiso en su beneficio, es decir, que alguien designado por ti podría administrar su patrimonio hasta que ellos sean mayores de edad.

¿Te ha resultado útil esta pregunta frecuente?