< Volver a preguntas frecuentes Salud

Tomador de un seguro de salud

El tomador de un seguro de salud es la persona que realiza la contratación de un seguro de este tipo y que, por tanto, aparece como titular en la póliza asociada a esta protección, aunque esta pueda estar dirigida a otra u otras personas diferentes, que deberán constar como aseguradas.

Al contratar un seguro de salud, se considerará como tomador del seguro a la persona que lleva a cabo los trámites necesarios para su formalización y, por tanto, aparece como titular del seguro.

Esta consideración implicará que dicha persona será la que se responsabilizará del pago de la prima y la que decidirá sobre su renovación o no, una vez que finalice su vigencia.

No obstante, esta figura no tiene por qué estar asociada a que la persona que aparece como tomadora del seguro tenga derecho a ser la receptora de las coberturas del seguro de salud contratado, ya que esta protección será efectiva únicamente para aquella o aquellas personas que figuren en la póliza como beneficiarias o aseguradas.

¿Es habitual que el tomador de un seguro de salud y la persona asegurada no coincidan?

Un ejemplo práctico de este supuesto se puede dar en aquellos casos en los que los progenitores decidan contratar un seguro de salud para un hijo o hija, con el fin de incrementar su protección en materia de salud, y sin que este seguro se haga extensible a ellos mismos.

Sin embargo, en la práctica esta situación no suele ser habitual, ya que lo más normal es que el tomador del seguro de salud realice una póliza extensiva a toda su unidad familiar, con el fin de que todos y cada uno de sus miembros cuenten con una protección adecuada a sus necesidades.

¿Te ha resultado útil esta pregunta frecuente?

Cómo contratar tu seguro Caser