< Volver a preguntas frecuentes Mascotas

¿Puedo asegurar a mi mascota si vivo en un piso de alquiler?

Sí, y no solo es posible sino que además es sumamente recomendable. Ten en cuenta que en caso de que tu mascota provoque daños en la vivienda de alquiler su reparación será responsabilidad tuya, por lo que será sumamente útil disponer de esta protección.

Asegurar tus mascotas si resides en un piso de alquiler es una de las decisiones más acertadas que puedes tomar para garantizar tu tranquilidad.

Contratar tu seguro para mascotas no solo te permitirá tener a tu disposición la protección y asistencia veterinaria que tu mascota puede necesitar en cualquier momento, sino que además contarás con una cobertura de responsabilidad civil para hacer frente a aquellos daños materiales o personales que pueda causar, de forma involuntaria, tu animal de compañía.

Esta cobertura es especialmente útil y recomendable si resides en una vivienda alquilada, ya que, salvo en casos excepcionales en los que en el contrato de arrendamiento se establezca lo contrario, la responsabilidad en la reparación de los daños provocados por tu mascota será tuya.

Por tanto, el hecho de tener un seguro de mascotas en un piso de alquiler te evitará problemas en este sentido, sobre todo si no cuentas con un seguro de hogar para inquilinos.

¿Cubre los potenciales daños en la vivienda de alquiler el seguro de mascotas?

El alcance de la cobertura de responsabilidad civil asociada a tu seguro para mascotas te protegerá hasta un límite de 180.000 euros, además de contar con una protección adicional de 600 euros en concepto de gastos de defensa y fianzas.

Por tanto, estarán cubiertos los potenciales daños provocados por tu mascota en tu vivienda de alquiler hasta alcanzar dicho límite, siempre que estos se hayan producido de forma fortuita o accidental. 

¿Te ha resultado útil esta pregunta frecuente?