< Volver a preguntas frecuentes Inquilinos

¿El inquilino está obligado a declarar el alquiler?

La legislación no obliga al inquilino a declarar que vive de alquiler en una vivienda, a no ser que reciba algún tipo de ayuda por este concepto. Eso sí, hay otras cosas que debes saber, te las contamos.
Para el inquilino, el alquiler es un gasto extra, por lo que no está obligado a declararlo si no lo considera oportuno. De hecho, dependiendo de la región de España en la que viva, no hacerlo podría estar impidiendo que Hacienda le devuelva dinero en la declaración, por lo que conviene tener muy clara la legislación de cada zona.

Eso sí, mientras que el inquilino no tiene por qué declarar el alquiler a no ser que vaya a recibir algún tipo de prestación por ello, el propietario sí debe tributar por el alquiler de una vivienda si no quiere ser sancionado. Además de no disfrutar de deducciones fiscales, no declarar el alquiler supone la posibilidad de ser sancionado con una multa de entre el 50% y el 150% del importe no declarado más los intereses de demora.

Para el arrendador, un alquiler supone un ingreso mensual del que hay que informar para cumplir con los impuestos pertinentes. No hacerlo sería cometer un fraude.

Ventajas de declarar el alquiler como inquilino

Como ya hemos dicho, los derechos del inquilino y sus ventajas por declarar el alquiler varían en función del punto geográfico en que el este haya decidido vivir. Por ejemplo, si nos fijamos en Andalucía, la legislación otorga una deducción de hasta 500 euros al año en caso de tener el inquilino menos de 35 años y haber presentado su arrendador la fianza ante la Junta de Andalucía.

No todos los territorios cuentan con este tipo de beneficios, pero conviene estar al tanto de los que sí porque puedes llevarte una agradable sorpresa.

Por cierto, ¿Sabías que Caser cuenta con un seguro para inquilinos? ¡Descúbrelo!

¿Te ha resultado útil esta pregunta frecuente?