< Volver a Salud

Periodo de carencia

El periodo de carencia es el intervalo de tiempo necesario para que algunas de las coberturas contempladas en tu seguro de salud se hagan plenamente efectivas, y puedas, por tanto, disfrutar de estos servicios sin ningún tipo de limitación.

Se denomina periodo de carencia al tiempo que es necesario que transcurra desde la contratación de una póliza de salud para que la persona asegurada pueda disponer, de forma efectiva, de aquellos servicios diagnósticos, quirúrgicos u hospitalarios que así lo contemplan en las coberturas del mismo.

La finalidad principal del periodo de carencia se basa en garantizar que la persona que solicita aquellos servicios médicos de mayor coste o importancia cuente con una relación estable con la entidad aseguradora que correrá con dichos gastos, sirviendo de protección para esta compañía.

Así, los periodos de carencia más habituales están relacionados con la realización de diversas intervenciones quirúrgicas, la utilización de sistemas de diagnóstico de alta tecnología o la implantación de prótesis en el paciente. 

Esta medida se contempla legalmente para evitar la posible presencia de fraudes, en los que una persona decida contratar un seguro solamente para la realización de un tratamiento concreto, con el fin premeditado de anularlo una vez recibido este servicio.

En términos generales, la existencia de un periodo de carencia en relación a la aplicabilidad efectiva de diferentes coberturas y garantías, suele estar asociada a la contratación de seguros de carácter personal, como son los seguros de salud, seguros dentales, seguros de accidentes, seguros de decesos o los seguros de vida, así como para los seguros de hogar y seguros para mascotas.

No obstante, como podrás observar si repasas nuestras diferentes modalidades de seguro, en nuestro caso la presencia de periodos de carencia está restringida únicamente a algunas coberturas del seguro médico y servicios específicos incluidos en nuestros seguros de salud y seguros de hogar, debido a su elevado coste o complejidad.

 

¿Pueden existir servicios médicos y de salud con un periodo de carencia total?

En base a la definición que te hemos mostrado anteriormente, la existencia de un periodo de carencia implica la existencia de un intervalo de tiempo en el que un servicio médico en cuestión no podrá ser utilizado, de forma efectiva, por la persona asegurada.

Por tanto, aunque pueden existir periodos de carencia que se prolonguen hasta los 24 meses, en casos excepcionales, siempre deberá contemplarse una finalización de este plazo, ya que en caso contrario se estaría hablando de la exclusión de una cobertura.

Del mismo modo, es preciso aclarar que, según la normativa vigente en nuestro país, los periodos de carencia se anularán en el caso de situaciones de urgencia, en las que de no prestarse de forma inminente estos servicios médicos se podría poner en peligro la vida del paciente, su integridad o producir un menoscabo permanente en su salud.

Asimismo, es muy habitual que las propias entidades aseguradoras eliminen voluntariamente el periodo de carencia cuando se trate de un nuevo asegurado que ya contaba previamente con un seguro de salud vigente en otra compañía.

TÉRMINOS RELACIONADOS