< Volver a Salud

Copago en tu seguro de salud

A la hora de contratar tu protección en materia de salud tendrás la posibilidad de optar por una póliza en la que el coste de utilización de la totalidad de coberturas y servicios esté incluido en la prima de tu seguro o, por el contrario, disponer de una prima más económica y responsabilizarte de una parte del coste de algunos servicios, únicamente si realmente los utilizas. Esta segunda alternativa recibe el nombre de seguro de salud con copago.
El copago consiste en la fijación de un precio reducido, y en ocasiones simbólico, para la disponibilidad efectiva de algunos de los servicios médicos contemplados en las coberturas de tu seguro de salud.

La existencia del copago se basa en que la persona asegurada pueda decidir si prefiere contratar una póliza en la que el precio de su seguro de salud sea más reducido, asumiendo la posibilidad de pagar por aquellos servicios que reciba de forma efectiva, o si, por el contrario, desea que la disponibilidad de todos estos servicios esté incorporada en su prima anual.

De cualquier forma, la atención médica, quirúrgica y hospitalaria será exactamente la misma en ambos casos, sin que exista ningún tipo de diferenciación respecto a la calidad de servicio entre titulares de seguro de salud con o sin copago.

¿En qué casos puede resultar interesante contratar un seguro de salud con copago?

El copago puede resultar bastante interesante si quieres contar con una protección médica ajustada a tus necesidades, sin la necesidad de tener que pagar por aquellos servicios que, muy probablemente, no requerirás, pero que no quieres que estén totalmente excluidos de tu póliza.

Por tanto, si deseas contar con un seguro de salud para garantizarte una protección médica de calidad, pero no suelen disponer de estos servicios en tu vida diaria, es probable que te resulte más económico e interesante contratar una póliza con copago.