< Volver a Móvil

Móvil de sustitución

Un móvil de sustitución es aquel que te facilita tu compañía de seguros u operadora, de forma gratuita, mientras se realiza la reparación o reposición del dispositivo que tienes asegurado, siempre que hayas decidido incluir esta cobertura en tu póliza o contrato.

En el caso de que se haya producido un daño accidental en tu teléfono móvil y sea necesario proceder a su reparación, si su protección específica se encuentra contratada con nosotros mediante algunas de las modalidades que te ofrecemos, podrás disponer de un dispositivo de sustitución hasta que finalice la reparación y puesta a punto del terminal dañado.

Esta cobertura también estará asociada a aquellos casos en los que, al contratar su protección con nuestra compañía, hayas decidido incluir la cobertura correspondiente a indemnización por robo o atraco, y se haya producido la sustracción con violencia física o verbal de tu teléfono móvil, durante el tiempo necesario para la tramitación de su reposición.

En ambos casos, debes tener en cuenta que, al tratarse de un dispositivo alternativo, para su uso temporal durante la reparación de tu terminal, su marca, gama y modelo podrán variar en función de los dispositivos que se encuentren disponibles en el momento concreto en el que nos notifiques esta incidencia y vayamos a proceder a su reparación. 

¿En qué supuestos podrás contar con un móvil de sustitución y en cuáles no?

Al tratarse de una cobertura específica asociada a la disponibilidad de un teléfono móvil de sustitución durante el tiempo necesario para la reparación o restitución de aquel dispositivo que tengas asegurado con nosotros, esta cobertura estará asociada a aquellos supuestos en los que los daños provocados en tu móvil tengan un carácter accidental y, además, sea posible proceder a su reparación o reposición.

Aunque tengas contratada la protección de tu dispositivo móvil con nosotros, no será posible disponer de un móvil de sustitución si la incidencia relacionada con tu terminal se debe a alguno de los siguientes supuestos:

  • En caso de hurto, es decir, si la pérdida de tu móvil se ha producido sin que medie violencia física o verbal con la persona que se ha apropiado de él, ni tampoco fuerza sobre las cosas.
  • En todos aquellos supuestos en los que, a pesar de existir daños accidentales, no se contemple la reparación de tu teléfono móvil, como en caso de pérdida de información o datos almacenados, daños de carácter estético que no afectan al normal funcionamiento o daños causados por la manipulación del bien asegurado por personas no autorizadas por el fabricante.
  • Tampoco podrás disponer de un móvil de sustitución si, tras una revisión técnica exhaustiva, se observa que los daños han sido ocasionados voluntariamente y de forma intencionada bajo la responsabilidad de la persona que consta como titular del seguro.

 

Seguros en los que puedes encontrar esta cobertura

Si estás interesado en contar con esta protección, podrás disponer de un móvil de sustitución en los siguientes seguros de nuestra compañía: