< Volver a Inquilinos

Arrendamiento de temporada

El alquiler de un inmueble tendrá la consideración de arrendamiento de temporada en aquellos casos en los que la intención del arrendatario sea emplear ese inmueble para un uso temporal u ocasional, no como vivienda habitual. Por eso, a pesar de que dentro de este tipo de alquiler se incluyen las viviendas vacacionales, la ley interpreta que se trata de un ¿arrendamiento para uso distinto al de vivienda¿.

Se considera arrendamiento de temporada a aquellos contratos cuyo acuerdo de alquiler entre ambas partes no está dirigido a que el arrendatario fije en dicho inmueble su vivienda habitual, sino más bien a su utilización de forma temporal o transitoria.

Un ejemplo de este tipo de arrendamientos se produce cuando arrendador y arrendatario acuerdan alquilar una casa como vivienda vacacional o alquiler estacional, asociado este último, principalmente, a traslados o desplazamientos temporales por motivos de trabajo.

Atendiendo a la Ley de Arrendamientos Urbanos, esta modalidad de alquiler se considera dentro de la categoría de arrendamientos para uso distinto del de vivienda, tal y como se muestra en su artículo 3.

Así, establece esta consideración para los contratos celebrados por temporada, sea ésta de verano o cualquier otra, y los celebrados para ejercerse en la finca una actividad industrial, comercial, artesanal, profesional, recreativa, asistencial, cultural o docente, cualesquiera que sean las personas que los celebren. 

¿Qué implicaciones tiene el arrendamiento de temporada en la contratación de un seguro de hogar?

Como es lógico, aunque una vivienda de alquiler esté acogida a la modalidad de arrendamiento de temporada, tanto su propietario como su inquilino transitorio tendrán plena libertad para garantizar la protección de su ¿continente¿ y/o ¿contenido¿ a través de un seguro de hogar.

No obstante, al tratarse de un acuerdo contractual diferente al habitual, por su carácter temporal o estacional, existen algunas limitaciones en cuanto al seguro específico que puedes seleccionar como mecanismo de protección.

Por tanto, si cuentas con una vivienda que se alquila de forma temporal, mediante la fórmula de arrendamiento de temporada, será conveniente que incrementes su protección optando por uno de nuestros seguros de hogar, optando por aquel que más se ajuste a tus necesidades y expectativas, ya que nuestros seguros de hogar para propietarios están diseñado para inmuebles que se encuentran alquilados de forma estable, con una duración del contrato superior a 12 meses.