< Volver a General

Vencimiento del Seguro

El vencimiento de un seguro se basa en la conclusión de los efectos asociados a la formalización y vigencia de una póliza de seguro, debido a su caducidad, a la desaparición del riesgo asociado a la misma o por la ocurrencia del fenómeno o suceso que motivó su contratación.

El vencimiento de un seguro se produce cuando se dan aquellas situaciones contempladas en la póliza de seguro que implican la finalización de su vigencia.

En consecuencia, una vez que se produce el vencimiento de un seguro se considerará finalizada la relación contractual existente entre la compañía aseguradora y el tomador del seguro y, por tanto, dejarán de tener validez las coberturas y garantías acordadas entre ambas partes en las cláusulas y condiciones de la póliza.

Si bien el vencimiento de un seguro se puede producir debido a supuestos muy diversos, es preciso prestar una especial atención a la posibilidad de que este se produzca a causa de la caducidad de la póliza, ya que puede suponer una situación de desprotección no deseada por el tomador del seguro en relación al bien o persona asegurada.

¿Qué procedimiento se lleva a cabo para evitar el vencimiento involuntario de un seguro?

Con el fin de reducir el riesgo de que un seguro deje de tener validez a causa del desconocimiento de la fecha de finalización de su vigencia por parte del tomador del seguro, las compañías aseguradoras contemplan la renovación automática de esta relación contractual, prorrogando la duración de este acuerdo por un plazo similar al establecido en la póliza vigente.

No obstante, y como es lógico, el tomador del seguro será quien tenga la última palabra en este sentido, pudiendo rechazar voluntariamente esta posibilidad.

Para ello, será preciso que realice una notificación expresa de su decisión a la compañía aseguradora con al menos un mes de antelación a la fecha de caducidad de su contrato actual, con el fin de paralizar así el proceso de renovación automática de su póliza de seguro.

¿En qué otros supuestos se puede producir el vencimiento de un seguro?

Más allá de la caducidad de su póliza a la finalización de su plazo de vigencia, también se pueden producir otros supuestos que den lugar al vencimiento de un seguro.

Así, el vencimiento de un seguro puede venir derivado de la desaparición del riesgo que se pretendía proteger a través de la póliza de seguro, como en el caso de la mudanza de la vivienda que se decidió proteger en su momento con un seguro de hogar, o la venta o baja del vehículo asociado a un seguro de coche.

Del mismo modo, este hecho también puede provocarse por la ocurrencia del suceso asociado a la propia existencia del seguro, como en el fallecimiento de la persona asegurada en un seguro de vida.

TÉRMINOS RELACIONADOS