< Volver a General

Cancelación

La cancelación de cualquier acuerdo, y en concreto de un contrato de seguro, se produce en aquellos casos en los que una de las partes, o ambas, consideran que este no debe mantener su vigencia en el tiempo, ya sea porque ha desaparecido la razón que motivó su formalización o porque estima que se han vulnerado sus derechos al obrar la otra parte de forma contraria a lo acordado, alegando este motivo para la finalización anticipada de su relación.
En este sentido, a diferencia de lo que ocurre en el caso de la anulación de un contrato , el concepto de cancelación o rescisión de un seguro se refiere a situaciones en las que ambas partes están conformes con que el acuerdo entre ellas es válido de pleno derecho, contemplando al menos una de ellas que lo que este no debe seguir gozando de validez, por la ocurrencia de un suceso imprevisto o por la percepción demostrable de que la otra parte ha actuado en contra del espíritu del acuerdo.

Como norma general, y salvo en aquellos supuestos relacionados con una causa de fuerza mayor, como ante el fallecimiento del titular del seguro o la venta del bien objeto de protección, la cancelación o rescisión de una póliza de seguro se suele producir por la ocurrencia de alguna de las cláusulas reflejadas en el contrato de seguro, relativas al incumplimiento flagrante del mismo por alguna de las partes.

No obstante, el titular del seguro podrá solicitar a la entidad aseguradora la rescisión o cancelación de la póliza de forma unilateral, siempre que se cumplan ciertos requisitos, sobre los que se profundizará a continuación.

¿Cómo solicitar la cancelación de una póliza de seguro?

En el caso de que, como titular o tomador de un seguro, decidas proceder a la cancelación unilateral del mismo por cualquier causa, será preciso que tengas en cuenta los siguientes aspectos:
 
  • La cancelación deberá llevarse a cabo, en todos los casos, con una antelación de más de un mes sobre la fecha de finalización de la vigencia de la póliza, para evitar que se proceda a su renovación automática.
  • Del mismo modo, será preciso expresar claramente la decisión de hacerlo de forma inmediata, ya que en caso contrario se podría entender que lo que se pretende es no prorrogar la protección más allá de su finalización.
  • A partir de estas dos aclaraciones iniciales, será imprescindible que comuniques tu intención por escrito, entregando tu solicitud junto a la documentación requerida a tu mediador Caser de confianza o mediante tu acceso personalizado a nuestra Área de Clientes.
  • Dadas las particularidades asociadas a cada modalidad de seguro, te recomendamos que te informes de la documentación necesaria para proceder a la cancelación de tu póliza mediante una llamada telefónica a nuestro Servicio de Atención al Cliente e Información Comercial (91 590 97 38 o 902 112 030).

TÉRMINOS RELACIONADOS