Resolvemos las cinco grandes dudas sobre los planes de empleo

02 julio 2022. Ahorro y futuro

Planteamos las principales preguntas y respuestas sobre los planes de empleo para tener claro si los empleados también pueden hacer aportaciones, hasta que cuantía o si desgravan en la declaración de la renta

img

Poco a poco los planes de empleo van siendo más utilizados por empresas, de todos los tamaños, que ofrecen así a sus empleados una vía de ahorro para complementar la pensión pública. Sin embargo, quién más y quién menos tiene dudas sobre el funcionamiento y características de este tipo de planes de pensiones promovidos por empresas o instituciones.

¿Quién hace las aportaciones y que prestaciones se derivan de un plan de empleo?

En este sistema de ahorro a largo plazo las aportaciones las realiza una empresa (y en algunos casos también de forma adicional los trabajadores) a favor de sus empleados, como beneficio social, para que puedan obtener unos ingresos extra una vez jubilados. Es complementario y nunca sustitutivo de la pensión pública de la Seguridad Social.

El participe recibirá el importe acumulado en el momento de la jubilación, incapacidad, dependencia o por fallecimiento. Adicionalmente, existen otros supuestos excepcionales de liquidez por los que puede rescatarse el plan si así lo contemplan las especificaciones de cada producto, como son la enfermedad grave o el desempleo de larga duración.

¿Cuánto se puede aportar a un plan de empleo?

El límite máximo anual para las aportaciones que realice una empresa a favor de su empleado es de 8.500 euros o de 10.000 euros si el trabajador no utiliza el límite de 1.500 euros de aportación voluntaria al plan de empleo, o a otro sistema de previsión social como un plan de pensiones individual, mutualidades de previsión social, planes de previsión asegurados, planes de previsión social empresarial o seguros privados que cubran exclusivamente el riesgo de dependencia severa o de gran dependencia.

¿Puedo traspasar el dinero entre planes de pensiones?

Se puede movilizar la cuantía, total o parcial, que se tenga en cualquier plan individual de cualquier entidad financiera al plan de empleo, estando libre de impuestos y comisiones este traspaso. Sin embargo, los derechos consolidados de los planes de empleo no pueden movilizarse a otros planes de pensiones individuales, salvo que se extinga la relación laboral (en función del motivo por el que haya dejado su empresa dispondrá de varias opciones) o se produzca la terminación total del plan de la empresa.

¿Tributan los planes de empleo igual que los planes de pensiones individuales?

Todas las aportaciones, tanto las de la empresa como las del propio partícipe, reducen la base imponible del IRPF. Así, aunque las contribuciones de la empresa incrementan la base imponible del partícipe en concepto de rendimiento de trabajo, son neutras fiscalmente, es decir no incrementan impuestos.

En cuanto al máximo para desgravarse, el límite conjunto de reducción para las aportaciones realizadas al plan de pensiones de empleo son el 30% de la suma de rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas percibidos individualmente por el partícipe en el ejercicio o 1.500 euros anuales. No obstante, este límite se puede llegar a incrementar en otros 8.500 euros adicionales, hasta los 10.000 euros, siempre que éstos provengan de contribuciones empresariales o aportaciones del trabajador a su plan de empleo por importe igual o inferior a la respectiva contribución empresarial. Por su parte la prestación, tributa como rendimiento del trabajo en la base general del IRPF.