Utilizamos cookies, propias y de terceros, con la finalidad de optimizar la oferta de nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Más información. cerrar

¿Cuáles son los tipos de fondos?

Los fondos de pensiones se subdividen en varios tipos según sus características.

El fondo de pensiones cerrado sólo canaliza las inversiones del plan o planes de pensiones integrados en él.

Por el contrario, los fondos abiertos son aquellos que pueden canalizar las inversiones de otros fondos. En todo caso, este tipo de fondos no es de uso común en nuestro país. Estos fondos requieren un mínimo de 12 millones de euros, según estableció el Real Decreto 1684/2007. Se rebaja de este modo el mínimo anterior, que ascendía a 30 millones de euros. El Real Decreto 1299/2009 suprime el requisito de autorización administrativa previa para operar como fondo abierto, y se sustituye
por una comunicación previa preceptiva a la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones. Es una medida encaminada a simplificar trámites que, en definitiva, suponen menos costes para las entidades gestoras y por tanto un beneficio para el partícipe.

Los fondos también pueden ser uniplan o multiplan. Los primeros son fondos que sólo integran un plan de pensiones. Los segundos pueden integran distintos planes. La Ley 24/2001 (Ley de Acompañamiento a los Presupuestos de 2002) reguló la integración de recursos de los planes de pensiones de empleo en otros fondos de pensiones, y la posible adscripción a varios fondos de pensiones.